¿A dónde vas con esos pelos?

Función de la doble capa de pelo en los perros

HABLEMOS DE PELO!!

 

Tantos perros como pelos. Este podría ser un titular de alguna noticia sensacionalista pero no, hoy hemos decidido hablaros de los distintos tipos de pelo de nuestros queridos perros.

El pelaje de los perros se puede clasificar basándonos en distintas características, como por ejemplo el grosor, la longitud y la estructura del pelo. En este primer blog vamos a hablar de la importancia del subpelo o submanto.

Según las características de su manto, encontramos dos grupos:

Grupo I: Razas que poseen una única capa de manto. Se las conoce como razas sin muda, ya que se les cae muy poco el pelo y casi no se aprecia.
Carecen de submanto, que es una capa fina. Ejemplos de razas de este grupo: Beagle, Terrier irlandés, Galgo, Terrier inglés y Bóxer.

Grupo II: Razas con doble manto. Estas razas presentan una capa superficial más gruesa, que tiene la finalidad de proteger, y una capa de pelo fina, que se encuentra pegada a la base y recibe el nombre de submanto.
Este submanto, se encuentra muy próximo a la piel, es especialmente suave y actúa como un aislante gracias a la densidad que tiene. Ejemplos de razas de este grupo: Pequinés, Shih Tzu, Cocker Spaniel, Golden Retriever, Munsterlander y Pastor alemán.

Es importante mantener en buenas condiciones el submanto de nuestras mascotas, sobretodo con los cambios de temperatura, ya que es fundamental para el aislamiento térmico.
El submanto absorbe la radiación solar y retiene el calor.

Cuando el pelaje no esta bien cuidado y hay mucho submanto, el aire frío es bloqueado y el pelaje superior absorbe el sol causando sobrecalentamiento.
Es importante ayudar a nuestras mascotas acudiendo de manera frecuente a la peluquería, donde en manos de un profesional y acompañado de un baño, completamos el proceso de deslanado.

Aquí es donde termina nuestro trabalenguas esperando que sea menos lioso y lanudo todo. Pasad por la GUAURDERÍA y conoced a Marina, nuestra peluquera.